Facebook Twitter Youtube
Las dos grandes guerras acabaron con las ediciones de Berlín, Helsinki y Londres

Los tres Juegos Olímpicos que quedaron en el olvido

Escrito por J. R.

Lunes, 07 Marzo 2016 18:25
Reportar vídeo Reportar


A menos de cinco meses para que el mundo entero contemple la belleza del deporte impregnada en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, no viene nada mal echar la vista atrás en el tiempo y recordar épocas pasadas no tan fáciles de imaginar hoy en día.

En Brasil se celebrarán los Juegos de la XXXI Olimpiada, aunque desde la era moderna han sido 27 las ediciones, pero no todas pudieron llevarse a cabo tal y como estaba previsto. Tres fueron lamentablemente suspendidas a causa de las guerras mundiales que estaban ocurriendo en aquellos años.

Para hablar de Juegos Olímpicos hay que remontarse mucho tiempo atrás, a la antigua Grecia y al siglo VIII a.C., pero no fue hasta finales del siglo XIX, cuando Pierre de Coubertin recuperó el espíritu olímpico con las Olimpiadas modernas, que han tomado partido hasta nuestros días desde aquellos Juegos de Atenas en 1896, celebrados tras los intentos infructuosos de Evangelios Zappas por relanzar la actividad Olímpica de la Antigüedad.

Estas tres únicas convocatorias que el mundo se quedó sin disfrutar fueron suspendidas por culpa de los dos conflictos de mayor nivel a los que se ha enfrentado la civilización en la primera mitad del siglo XX, y que imposibilitaron la disputa de cualquier competición deportiva de carácter internacional.

Los VI Juegos Olímpicos debieron haber sido realizados en la ciudad de Berlín durante 1916. Sin embargo, los eventos bélicos de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) evitaron que se celebraran. Incluso se había planteado una semana invernal para realizar eventos deportivos de patinaje en velocidad, patinaje artístico, hockey sobre hielo y esquí nórdico, lo que podría considerarse como los primeros Juegos de Invierno.

Además, los planes de dicho evento implicaron la construcción del Estadio Olímpico de Berlín, que se llevó a cabo entre 1912 y 1913. Todo ello para finalmente marchar hacia una Gran Guerra que se resolvería en el campo de batalla a favor de los aliados.

Para los Juegos de Berlín se llevó a cabo la construcción del Estadio Olímpico entre 1912 y 1913El olimpismo tuvo que esperar hasta 1920, cuando la bandera olímpica volvería a ondear en los estadios.

Por otro lado, tanto la XII edición prevista para la ciudad de Helsinki (Finlandia) en 1940 tras la renuncia de Tokio tres años antes por la guerra iniciada con China, como la XII edición de Londres (Reino Unido) en 1944 tampoco llegaron a verse a los ojos del mundo, que bastante tenía que preocuparse en esos años con la segunda conflagración que paralizó a la humanidad durante siete años (1939-1945).

Los Juegos Olímpicos de 1940 estaban no solo programados, sino prácticamente preparados en su totalidad cuando la guerra, iniciada unos meses antes, impidió su celebración. Incluso como ya se ha aclarado anteriormente, la propia elección de la sede ya había tenido que ver con conflictos bélicos, habiendo sido inicialmente Japón la elegida. En 1938, el país escandinavo recibió la noticia y se puso manos a la obra con unos preparativos que no verían la luz al final del túnel.

El Comité desarrolló trabajos sobre el alojamiento, con una oficina montada con 160.000 plazas por cubrir, tanto en la capital como en las poblaciones más cercanas. El Pueblo Olímpico, lugar de residencia de los atletas, sería construido en las inmediaciones de Helsinki, en un paraje pintoresco circundado por un bosque, a unos tres kilómetros del Estadio, y con excelentes comunicaciones con la capital.

Este Pueblo Olímpico se componía de 37 edificios de tres pisos con unas 2.500 habitaciones. Dada la magnitud de la obra y el escaso tiempo disponible, se aprobó un crédito extraordinario de 200 millones de marcos finlandeses, y el Ayuntamiento de Helsinki concedió otro por otros 100 millones.

Hay que destacar que si bien los Juegos no llegaron a celebrarse, una hipotética participación española en los mismos habría sido posible, a pesar de los tres años de guerra civil Una hipotética actuación de España en los Juegos de Helsinki habría sido factible pese a los tres años de Guerra Civilpor los que acababa de pasar el país español. De hecho, la prensa especializada llegó a realizar previsiones sobre las posibilidades de medalla de los representantes españoles en algunas especialidades.

Respecto a la edición de Londres, la última que ha sido cancelada hasta la fecha, el Comité Olímpico Internacional nombró a la ciudad británica como sede de los Juegos de 1948 sin votación, en compensación por la suspensión por motivo de la Segunda Guerra Mundial. La elección de la sede se llevó a cabo meses antes de que se confirmara la cancelación de los Juegos de Helsinki.

A diferencia de las olimpiadas suspendidas cuatro años antes, donde hubo hasta calendarios programados con las pruebas, los Juegos Olímpicos de Londres no contaron con la suficiente organización debido a la inclusión de Reino Unido en el conflicto bélico como parte de los Aliados.

El transcurso de éste obligó al país a renunciar a ellos, aunque el COI organizó actos oficiales para celebrar su cincuenta aniversario, que tuvieron lugar en Lausana (Suiza), sede central de la organización olímpica, siendo el impulsor de ellos Carl Diem, creador de la tradición de la antorcha olímpica en las Olimpiadas de la era moderna.

Es curioso que en la antigua Grecia, cuando el calendario marcaba la celebración de unos Juegos Olímpicos, los pueblos griegos interrumpían cualquier tipo de combate entre ellos para asistir a estos eventos, dado el carácter espiritual que se le daba a esta cita. Sin embargo, en la era moderna, una cita Olímpica no fue motivo suficiente para alterar el curso de los acontecimientos que se sucedieron en ese momento, como fueron de tal magnitud como una Gran Guerra Mundial.

CLICK PARA COMENTAR