Facebook Twitter Youtube
PYEONGCHANG 2018 ESQUÍ ALPINO

Svindal apunta a cuarta medalla y se plantea retirada después de PyeongChang


Sábado, 10 Febrero 2018 04:35

El noruego Aksel Lund Svindal, doble ganador de la Copa del Mundo, quíntuple oro mundial, que en los Juegos de Vancouver 2010 (Canadá) ganó una medalla de cada metal y que este domingo partirá entre los favoritos en el descenso -la prueba reina del esquí alpino- en los de PyeongChang explicó en Corea del Sur que se plantea retirarse tras los mismos.

Svindal, de 35 años, que ha logrado 35 victorias en la Copa del Mundo, presentaría un palmarés muchísimo más brillante aún, de no haber sido por las graves lesiones sufridas. La última de ellas, en enero de 2016, cuando, durante el descenso de Kitzbühel (Austria), al que llegó como líder de la Copa del Mundo, se dañó el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha; que, tras una recaída, se volvió a operar justo un año después, antes de afrontar otra recuperación de siete meses.

"Sólo competir no es suficiente. Yo también quiero poder esquiar y entrenarme todo lo que pueda. Lo que realmente me gusta es esquiar y entrenar con los chicos", dijo el noruego, que en los Juegos de Vancouver se proclamó campeón olímpico de supergigante, capturó plata en descenso y bronce en gigante.

"Si no puedo hacer eso, no merece la pena", afirmó Svindal -el tercer esquiador alpino noruego en ganarlo todo en el esquí alpino después de Kjetil Andre Aamodt y Lasse Kjus-, que nunca ha dejado de tener problemas con la rodilla derecha y que en los Juegos de PyeongChang, aparte del descenso, también disputará el súper-G.

"Los cuatro días de entrenamiento que tuvimos aquí en PyeongChang fueron los primeros desde noviembre. A mí me divierten por igual las pretemporadas, salvo levantar pesas, que no me desagrada, que las temporadas. Me lo paso muy bien cuando nos viajamos juntos como un equipo y estamos durante un mes en América del Sur o sitios así", explicó en Corea el astro nórdico.

"En mi opinión, cuanto más trabajas, más posibilidades tienes de esquiar mejor. Y si estoy en un estado en el que no puedo entrenar mucho, ¿cuánto de bueno podré llegar a ser?", se preguntó Svindal, que marcó el segundo crono este sábado en el tercer entrenamiento para la prueba reina, a 35 centésimas del austriaco Vincent Kriechmayr, el más rápido en el último ensayo.

"La nieve (artificial) está muy bien aquí. En Bormio (Italia), Wengen (Suiza), Kitzbühel (Austria) o Garmisch-Partenkirchen (Alemania) es casi una lucha por la supervivencia; aquí es otro mundo. Aunque, por ese motivo, aquí tienes que tener cuidado de no sobrepasarte, porque la nieve está realmente bien", comentó el campeón noruego, que cree que en la prueba de este domingo "va a estar todo muy apretado".

"Creo que las diferencias se marcarán en la zona intermedia. Esperemos que no haya viento en la parte alta. El viento no estaría bien", añadió Svindal.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque