Facebook Twitter Youtube
PYEONGCHANG 2018 PARALÍMPICOS

Jon Santacana y Miguel Galindo, el triunfo de la constancia


Jueves, 08 Marzo 2018 10:51

El esquiador Jon Santacana y su guía Miguel Galindo afrontan en PyeongChang (Corea del Sur) sus cuartos Juegos Paralímpicos de invierno juntos.

Serán, lo más probable, los últimos de una dilatada trayectoria repleta de éxitos fruto de la constancia, el trabajo y una solida amistad.

Jon Santacana y Miguel Galindo forman la pareja de esquiadores más veterana del circuito paralímpico. Muchos años dando vueltas por el mundo entrenando, compitiendo y disfrutando, pero también haciendo frente a las adversidades.

"Estos cuatro años han sido muy duros por muchos factores. He tenido problemas en la espalda, hemos cambiado varias veces de entrenador en un mismo ciclo y a veces no se han dado las mejores condiciones para poder entrenar y competir", confiesa Santacana.

A sus 37 años, el esquiador guipuzcoano viaja a PyeongChang "con mucha ilusión" por seguir agrandando un palmarés que incluye ocho medallas en Juegos (tres oros, tres platas y dos bronces) y victorias en campeonatos del mundo, pruebas de la Copa del Mundo y la Copa de Europa.

Para Jon serán sus quintos Juegos -debutó en Salt Lake City 2002-, pero para Miguel Galindo los cuartos, puesto que su primera participación como guía fue en Turín (Italia) 2006.

"La amistad es una base importante de nuestro rendimiento. En estos cuatro años que hemos tenido problemas la amistad nunca ha estado en duda, aunque sí es cierto que llegó un momento que pensamos que no estaríamos en estos Juegos", confiesa a EFE Galindo.

Juntos forman un engranaje perfecto que se nota en la pista. Han llegado a tal nivel de sincronización con los años que los movimientos de uno y otro son medidos al milímetro para que no haya fallos y la excelencia les lleve al éxito.

"He ido aprendiendo cómo es esto para ver a través de los ojos de Jon. La información que no tiene a través de la vista la tiene que tener por otros canales y lo que hago es dársela por el comunicador que tenemos", apunta Galindo.

Cada año que pasa la veteranía es "un punto a favor", confiesa Santacana, pero a la vez también van apareciendo parejas más jóvenes en el circuito que hacen que ganar sea más complicado.

"Vamos a competir en cinco pruebas -descenso, supergigante, supercombinada, eslalon y gigante- y creo que en todas podemos estar ahí y tener ciertas opciones. Si no lo creyera no iríamos porque ya no estamos para ir de paseo a los sitios", declara Santacana, al que se le nota ilusionado.

"Más que nervios hay emoción. Es el momento por el que llevamos trabajando mucho tiempo", señala el donostiarra, que compite en la categoría B2 de discapacitados visuales.

Para Miguel Galindo "las sensaciones son buenas" sobre unas pistas que ya conocen. "Con todo el trabajo que ya llevamos hecho ahora solo nos queda desgastarnos en Corea para estar en el podio.

No será fácil pero lo vamos a intentar y opciones tendremos", confiesa el esquiador oscense de 36 años.

La preparación el último año ha sido buena. Han hecho concentraciones en España y en el extranjero e incluso han llegado a entrenar en glaciares. A los Juegos llegan "bien", confiesan, y la "ilusión siempre está".

Estos Juegos de PyeongChang van a "condicionar en parte el futuro" de su carrera. "Los años pasan, se notan, y en función de lo que pase en Corea decidiremos si seguimos un poco más. Si renovamos la beca seguramente alarguemos un año más nuestra carrera", comenta Santacana.

Otro ciclo de Juegos, hasta Pekín 2022, es "complicado", confiesa Galindo. "Es difícil que sigamos cuatro años más por la edad y porque ya no estamos preparados para volver a sufrir lo que hemos sufrido en este ciclo. Lo importante es tener continuidad, unas condiciones dignas y no darse paseos por el mundo".

En Corea del Sur, Jon Santacana y Miguel Galindo son una baza importante para España y juntos intentarán seguir agrandando una leyenda deportiva que, pase lo que pase, ya se escribe con letras de oro.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque