Facebook Twitter Youtube
OLIMPISMO RÍO 2016

Río recibe nuevo tramo del paseo marítimo que construye en su puerto


Jueves, 28 Abril 2016 00:48

Río de Janeiro recibió hoy un nuevo tramo del ambicioso paseo marítimo que construye en su zona portuaria y que forma parte del legado que los Juegos Olímpicos de agosto próximo dejará a esta ciudad brasileña, informaron hoy sus constructores.

Se trata de un bulevar turístico de 40.000 metros cuadrados, con amplios jardines y espacios exclusivos para peatones y ciclistas, que está situado entre la revitalizada plaza Mauá, el primer tramo del paseo turístico y que fue inaugurado en abril, y los antiguos almacenes del puerto de Río de Janeiro.

Los dos trechos juntos, el bulevar con un kilómetro de extensión y la plaza Mauá, en la que fue construido el futurista Museo del Mañana del arquitecto español Santiago Calatrava, suman 80.000 metros cuadrados y constituyen la tercera parte de la futura "Orla de Guanabara Luiz Paulo Conde", como fue bautizado el paseo marítimo en el revitalizado puerto de Río de Janeiro.

Según la Concesionaria Porto Novo, el consorcio responsable del proyecto, la revitalización de toda la zona portuaria carioca se inspiró en la realizada por el puerto de Barcelona en 1992, cuando la ciudad española albergó los Juegos Olímpicos.

Todo el proyecto de revitalización, conocido como Operación Urbana Puerto Maravilla, beneficiará un área de 5 millones de metros cuadrados totalmente degradada y que tuvo una gran importancia histórica en los primeros años de esta ciudad brasileña.

El bulevar entregado hoy por los constructores será inaugurado formalmente por la alcaldía antes de los Juegos Olímpicos y será vigilado 24 horas al día con la ayuda de siete cámaras de seguridad.

"El bulevar es resultado de la transformación de una área que era exclusiva para el tráfico de vehículos en un espacio destinado al esparcimiento de los cariocas y de los turistas. Revitalizar una región es también garantizar medios para que la comunidad ocupe las áreas públicas", relató José Renato Ponte, presidente de Porto Novo.

Ponte recordó que el área del bulevar que será abierta para el público antes era ocupada por una autopista elevada que tapaba la visión hacia la bahía de Guanabara y convertía la región en algo exclusivo para automóviles.

El bulevar contará con jardines que se extenderán por 12.000 metros cuadrados, en los que fueron sembrados 700 árboles y que contarán con un sistema automatizado de riego, así como con 120 sillas.

Al espacio se tendrá acceso por tres de las estaciones del Vehículo Ligero sobre Rieles, un moderno tranvía eléctrico que Río de Janeiro construyó para atender toda su zona portuaria y que permitirá cerrar al paso de vehículos varias de las calles del centro de la ciudad.

El paseo marítimo del puerto tendrá una extensión total de 3,5 kilómetros.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque