Facebook Twitter Youtube
OLIMPISMO PYEONGCHANG 2018

Javier Fernández guarda en sus patines las esperanzas españolas de medalla


Miércoles, 08 Febrero 2017 10:43

Javier Fernández, dos veces campeón mundial y cinco veces campeón europeo de patinaje artístico, es la opción más clara de medalla del deporte español en los Juegos Olímpicos de PyeongChang, cuando falta un año para que comience la cita invernal.

Natalia Arriaga

Tras acabar cuarto en la edición de 2010 en Sochi, el patinador madrileño llegará a Corea ya con 26 años en busca de, probablemente, su última oportunidad de subir al podio en los Juegos.

España no ha ganado nunca una medalla en una modalidad de hielo y solo dos en Juegos de Invierno, las conseguidas en esquí alpino por los hermanos Fernández Ochoa, un oro de Paquito en 1972 y un bronce de Blanca en 1992.

Los títulos respaldan la candidatura de Javier Fernández al podio, aunque él es prudente: "El cuerpo se hace más lento y pesa más. Ahora me conservo bien, pero los detalles son los que nos hacen fallar", apunta el patinador.

'Superjavi' ganó su último título europeo hace dos semanas en Ostrava (República Checa) pese a una caída en su ejecución del programa libre. Para dominar en Europa es suficiente, pero para triunfar en un Mundial o unos Juegos Olímpicos, con norteamericanos y japoneses en la lucha por las medallas, tendrá que estar "más preparado y no cometer tantos errores".

Los Mundiales del próximo marzo en Helsinki serán el paso intermedio que permitirá a Javier compararse con los rivales en los Juegos. El japonés Shoma Uno, que tendrá en PyeonChang veinte años recién cumplidos, se perfila como su principal oponente.

A la espera de conocer esta temporada qué otros españoles se clasifican para los Juegos, otro deportista que tiene todas las papeletas para dar continuidad en PyeongChang a su sorprendente trayectoria es Ander Mirambell.

Siempre en el 'top-20', a veces en el 'top-15', de las pruebas de skeleton disputadas esta temporada, el catalán sueña con acabar los Juegos "entre los diez primeros, y luego a ver qué se pesca". Pero su condición de tres veces olímpico en un deporte en el que España solo tiene tres licencias (Sergi Bellver y María Montejano son las otras) le instalan en la categoría de héroe.

Mirambell, de 33 años, ya participó en los Juegos de Vancouver 2010 (puesto 24) y Sochi 2014 (26). Salvo que pase "algo muy gordo", se clasificará para PyeongChang y viajará allí orgulloso de su trayectoria: "Voy a mis terceros Juegos no a despedirme, sino a competir, a mejorar los anteriores resultados y a tutearme con los mejores", aseguró a Efe.

El ránking mundial del 14 de enero de 2018 determinará los participantes en los Juegos. Tres países llevarán a tres deportistas, seis a dos y cinco a uno. Algunas cuotas continentales completarán la participación de 30.

Mirambell, que disputará dentro de dos semanas los Mundiales de skeleton en Königsee (Alemania), tiene un enorme interés en la prueba de la Copa del Mundo programada en marzo en la propia PyeongChang.

"No solo por conocer el circuito, sino también por saber cómo es allí la vida, cómo me adapto al horario de competir por la tarde, cómo es la comida, para mí algo fundamental", comentó.

"Si allí lo hago bien, será un estímulo enorme para los Juegos. Y si lo hago mal, tendré muchas más pistas sobre lo que hay que mejorar", afirmó el barcelonés.

Las pruebas de hielo de los Juegos de PyeonChang se disputarán en su mayoría en la sede costera de Gangneung, aunque las instalaciones de luge, bobsleigh y skeleton están en la zona de montaña, en la estación invernal de Alpensia.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque