Facebook Twitter Youtube
SNOWBOARD OLIMPISMO PYEONGCHANG 2018 COPA MUNDO (Entrevista)

Eguibar: Parte de mi cabeza firmaría el bronce, pero podemos ir a por el oro


Jueves, 14 Diciembre 2017 18:31

Adrian R. Huber

Tschagguns (Vorarlberg, Austria), 14 dic .- Ganador de la Copa del Mundo de 'boardercross' de snowboard hace tres temporadas y doble subcampeón del mundo este año, en los Mundiales de Sierra Nevada (Granada), el vasco Lucas Eguibar será una de las principales bazas españolas en los próximos Juegos Olímpicos, el mes de febrero, en PyeongChang (Corea del Sur), donde aspirará a medalla.

En una entrevista con la Agencia EFE que tuvo lugar este jueves en Tschagguns, en el Montafon austriaco, donde este fin de semana habrá de nuevo pruebas de la Copa del Mundo, 'Luki', nacido hace 23 años en San Sebastián y que el miércoles fue tercero en Val Thorens (Francia) comenta cómo afronta la que podría ser la temporada más importante de su vida. Y explica cómo encara el fin de semana, en el que también competirá por equipos, el domingo, junto al ceutí de la federación andaluza Regino Hernández.

Pregunta: A sólo dos meses de los Juegos Olímpicos ya está de nuevo en el buen camino. Otro podio en Copa del Mundo...

Respuesta: Sí (ríe). Porque el camino es éste. Nos quedan dos meses. Seis carreras. Y estoy muy contento. No me lo esperaba, porque siempre me ha costado empezar arriba.

Y empezar con este podio está bien, porque aún quedan seis pruebas para mejorar y llegar a nuestro momento más importante, que serán los Juegos de Corea, todo lo mejor que se pueda.

P: Dice que está contento, pero de Val Thorens salió diciendo que se le quedó una espina clavada. Y quedó tercero. ¿Me lo explica?

R: Sí, una parte de mi cabeza se quedó un poco 'rayada' y me quedé un poco con una espina clavada, porque hice buenas bajadas. Octavos para mí fue un 'carrerón', me escapé de todos. En cuartos tuve que esquivar a Omar (Visintin), por una caída; y en semifinales lo luché hasta el final, justo en la penúltima curva, porque si no, no entraba.

Y luego en la final, cuando ya estaba a tope, incluso para luchar por el triunfo, se me cayó el alemán (Konstantin Chad) y perdí toda la velocidad. Me quedé con la sensación de que no demostré todo lo que pude. Pero este deporte es así. Y me quedo con todo el trabajo que hice, en octavos, en cuartos y en 'semis', que fue muy bueno.

P: Aquí en Austria, no para de nevar. Así que hoy no han hecho casi nada, ¿no?

R: Sí, no paró en todo el día. De hecho, las calificaciones de las pruebas de Copa del Mundo de 'esquí cross' se han cancelado. Lo que he hecho es descansar. He dormido todo lo que he podido. Ahora haré un poco de entrenamiento y masaje. Con eso, por hoy, ya vale.

P: ¿Tan cansado se acaba, después de una Copa del Mundo?

R: Sí. Se cansa uno siempre, por la tensión de la competición. Pero, además, la carrera de ayer fue más dura de lo normal. Era de casi un minuto y medio, la más larga de la temporada. Y, además, a 2.500 metros de altitud: la carrera más larga y la que a más altura se disputa. Así que sí, acabamos bastante cansados.

P: ¿Y aquí, en Montafon? ¿A qué aspiran?

R: Vamos a ser positivos y a intentar seguir con la línea que hemos empezado. Este circuito me gusta mucho. Y vamos a ir a por todas. Ojalá llegue a la final, pero con hacer buenas rondas y estar a gusto con el trabajo hecho me iré contento.

P: Lo principal son los Juegos, pero está la Copa del Mundo, también. Es una temporada especial. ¿Se puede ir a por todo?

R: Se puede. Pero tienes que tener claro qué es lo importante. Yo prefiero que si me tengo que caer o que me pasen cosas, que me pasen en la Copa del Mundo. Y no en los Juegos, en febrero. Por eso digo que estaría contento con hacer buenas carreras, aunque no llegase a la final. Mejor caerme ahora que en los Juegos. Está clarísimo.

P: Con la mano en el corazón, ¿no firmaría un bronce olímpico? Piense bien. Y no me engañe.

R: (ríe) Una parte de mi cabeza diría que sí, porque una medalla olímpica para mí es un sueño. Pero sé que puedo hacerlo mejor. El año pasado, incluso haciendo errores, gané la plata en el Mundial. Y haciendo una buena carrera y con los entrenamientos que hemos hecho este año, creo que podemos ir a por el oro.

P: Aquí en Austria recibirá una visita muy especial, ¿no?

R: Sí, viene mi familia a verme. Y estoy muy contento. Estos años, a través de los resultados, he logrado recibir ayuda de patrocinadores. Y si antes mi familia me tenía que ver por televisión, o, más bien, buscarse la vida por internet para ver otras televisiones; ahora tengo la suerte de que me pueden venir a ver a algunas carreras. Y esta de Austria es muy bonita.

P: ¿Viene sólo la familia o viene parte de la cuadrilla que lo animó, montando un buen follón, en los Mundiales de Sierra Nevada?

R: No, no. Sólo la familia (ríe). Bueno, viene uno de ellos, que está trabajando aquí, en Innsbruck (la capital del Tirol).

P: ¿Y Nico? ¿No viene su hermano?

R: Qué va. Nico se va a Baqueira, a esquiar (más risas). Ya ves. Lo invitamos a venir a Austria y el tío se va a Baqueira.

P: Aparte de la competición individual del sábado, el domingo habrá competición por equipos aquí en Montafon, donde el año pasado ganaron Regino Hernández y usted. Ahora serán la pareja a batir...

R: Sí. A mí la prueba por equipos me encanta. Y también me pone muy nervioso. Sufro más por equipos que en las pruebas individuales. Porque cuando controlo yo, cuando voy conduciendo yo, por poner un ejemplo, voy mucho más a gusto. Cuando veo a Regino competir me pongo más nervioso. Voy pensando "llega, llega, por favor...".

Me gusta mucho, porque me gusta competir con Regino de pareja; y porque creo que está bien tener una competición por equipos, totalmente diferente a la individual. Ojalá sea pronto también una disciplina olímpica.

P: ¿Cree que podrá serlo en los Juegos de 2022, en China?

R: Yo creo que sí. Ojalá lo sea. Y ojalá que estemos allí, peleando por cosas grandes.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque