Facebook Twitter Youtube
La ciudad nipona albergó los primeros Juegos celebrados en Asia

Tokio 1964: Los Juegos Olímpicos como espectáculo televisivo

Escrito por Samuel Sánchez

Miércoles, 27 Julio 2016 20:10
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Instante previo al encendido del pebetero.

Los Juegos Olímpicos que se celebraron en 1964 contaron con la ciudad de Tokio como urbe regidora de unos Juegos marcados por importantes novedades respecto a las anteriores ediciones. Esta edición, que se celebró entre el 10 y el 24 de octubre de ese mismo año, contó con la participación de más de cinco mil atletas provenientes de 93 nacionalidades distintas, de los cuales más de 600 eran mujeres y el resto eran hombres.

El 'bebé' de Hiroshima, Yoshinori Sakai, fue el encargado de portar la antorcha olímpica en la ceremonia inaugural de estos Juegos. Este joven atleta es conocido por haber nacido el mismo dìa en el que explotó la bomba atómica de Hiroshima.

Japón anhelaba albergar unos Juegos

No era la primera vez que el país nipón intentaba organizar unos Juegos Olímpicos, puesto que en 1940, antes de que Japón decidiera ser parte de la Segunda Guerra Mundial, ya intentaron albergar la celebración de unos Juegos. Sin embargo, no volvieron a intentar la celebración de dichos Juegos hasta años después de que acabara el período bélico.

El país asiático supo sobreponerse a la guerra y resurgir de sus propias cenizas. La ciudad de Tokio, no obstante, creció rápidamente hasta convertirse en una urbe altamente industrializada, capaz de albergar y hacer frente a unos Juegos Olímpicos.

Y es que Japón necesitaba imperiosamente celebrar unos Juegos Olímpicos para lavar su imagen hacia el resto del mundo tras la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Estas fueron algunas de las razones por las que se construyeron unas instalaciones que desde entonces serían referente en la organización de unos Juegos.

El gobierno japonés aprobó un presupuesto inicial de 1.800 millones de dólares destinados a la adecuación de la ciudad nipona. Una ciudad que se transformó radicalmente para albergar la XVIII Olimpiada.

Los Juegos de Tokio contaron con importantes novedades

Los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 supusieron la inclusión, por primera vez, de la electrónica. De hecho, fueron los primeros Juegos emitidos a color y por la televisión por cable en Estados Unidos y Europa. Asimismo, la cámara lenta fue también una de las novedades más llamativas en lo que a la realización televisiva se refiere. Eso sí, también fue la primera vez en la que los tiempos exactos de los deportistas quedaban registrados por ordenador.

Medallero

El olimpismo alcanzó su tan ansiada universalidad al disputarse en el continente asiático, cuando hasta entonces solo había saltado de América a Europa, con la salvedad de Melbourne, en Australia, en el año 1956. África queda, por el momento, al margen.

En el medallero, esta vez la victoria general fue para Estados Unidos gracias a sus triunfos en las pruebas de atletismo y natación. En total lograron 90 medallas (36 de ellas de oro), por 86 de la URSS (con 30 de oro).

En el ámbito político de estos Juegos, cabe destacar que Sudáfrica se quedó fuera de la disputa de esta olimpiada por su política de segregación racial. Eso sí, no fue la única nación que no tuvo representación a través de sus deportistas. Y es que la República Popular de China no envió a sus deportistas en protesta por la presencia en Tokio de los representantes de Taiwán, con quien mantenía una tensa relación.

Pero ni la guerra de Vietnam, ni la crisis franco-argelina, ni el incidente de los misiles en Cuba, entre Estados Unidos y la URSS, provocaron las ausencias de estos significativos países en el mundo del deporte.

Héroes en Japón

En el apartado puramente deportivo, destacó la incorporación del Judo al programa y los japoneses se las prometían muy felices. Pero en la categoría abierta el holandés Antonius Geesink ganó a Akio Kaminaga, lo que supuso un auténtico duelo nacional, con harakiris incluidos.

Otra de las deportistas protagonistas de estos Juegos fue la gimnasta soviética Latynina, quien consiguió elevar su botín de medallas olímpicas a 18.

El etíope Abebe Bikila se convirtió en el primer atleta que lograba dos triunfos consecutivos en el maratón olímpico, pese a que tan solo 40 días antes había sufrido una operación de apendicitis. Su tiempo, de 2 horas, 12 minutos y 11 segundos, le valió para establecer el nuevo récord mundial de la especialidad. El himno nacional de Etiopía no sonó en honor del triunfo de Bikila porque los organizadores no esperaban su victoria.

Otro hecho desgraciadamente destacable fue la agresión del boxeador español Vicente Loren al árbitro húngaro Gyorgy Sermer, después de que éste le descalificara en el segundo asalto de un combate de la categoría de los pesos pluma. El puñetazo del español envió al árbitro a la lona.

Estos fueron unos Juegos en los que España tuvo representación por medio de 53 deportistas, de los cuales, 50 eran hombres y 3 eran mujeres. Una participación muy pobre a tenor de los resultados en el medallero, pues la delegación española no obtuvo medalla alguna durante los Juegos.

Sin duda, los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964 marcaron un antes y un después en la era moderna de la celebración de unas olimpiadas. Desde la construcción de grandes instalaciones deportivas hasta la difusión a color a través de la televisión.





CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque