Facebook Twitter Youtube
Corea del Sur albergó los Juegos Olímpicos

Seúl 1988: Ben Johnson y la carrera de la vergüenza

Escrito por Samuel Sánchez

Martes, 02 Agosto 2016 20:40
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

El atleta canadiense, durante la polémica carrera.

La organización de unos Juegos Olímpicos volvía a correr a cargo de un país asiático, en este caso Corea del Sur. A finales de los ochenta, Corea era un país dictatorial que carecía de sistema democrático pero que ansiaba albergar unos Juegos. Eso sí, para poder hacerlo, tuvo que tomar medidas respecto a su sistema de gobierno y convocar unas elecciones. La presión internacional resultó clave en este aspecto.

La ciudad de Seúl experimentó un notorio cambio con motivo de las olimpiadas del 88, convirtiéndose durante dos semanas en el centro de atención del mundo entero, un escaparate hacia el resto del mundo en el que nada podía fallar.

Más de ocho mil atletas participaron en dichas olimpiadas, de los cuales más de seis mil eran hombres y otras dos mil eran mujeres. Atletas que formaron parte de la delegación de 159 países distintos.

Estos Juegos fueron los últimos bajo el marco de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, un año antes de la caída del Muro de Berlín.

Grandes momentos

Los Juegos Olímpicos de Seúl supusieron la vuelta del tenis después de 60 años. El mítico deporte de la raqueta volvió a tener protagonismo en esta edición de los Juegos. El ganador del oro en esta disciplina fue Miroslav Mecir, deportista eslovaco. Por su parte, en el cuadro femenino, la deportista que logró colgarse la medalla de oro fue la alemana Steffi Graf.

Sin lugar a dudas, el gran momento de los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988 fue el récord de cien metros lisos logrado por Ben Johnson, que logró fijar el crono en 9.79 segundos, un récord que, sin embargo, quedó en nada cuando se descubrió que el atleta canadiense se había dopado, por lo que fue inmediatamente descalificado. Al margen, otro seis atletas fueron descalificados por la misma razón, el dopaje.

La denominada como “la carrera de la vergüenza” estuvo protagonizada por Johnson, quien horas más tarde de ganar la final de cien metros fue descalificado por dar positivo, haciendo campeón automáticamente a Carl Lewis. La histórica rivalidad que ambos atletas protagonizaron dejó una imagen para la historia. Fue la de Johnson cruzando la línea de meta con su brazo derecho en alto en señal de victoria. Sobre el tartán, Ben Johnson mostró una superioridad impropia de esa época.

Con dicha descalificación, Lewis obtuvo dos oros (en cien metros y salto de longitud) y una plata en doscientos metros.

También en atletismo, el soviético Sergéi Bubka logró alcanzar un nuevo récord olímpico en salto de pértiga. Por su parte, la alemana oriental Kristin Otto logró seis medallas en natación, logrando cuatro medallas de oro, una plata y otro bronce.

Otra de la grandes sorpresas estuvo en el baloncesto y tuvo a Estados Unidos como protagonista. En este caso, fue sorprendente la eliminación del equipo nacional de baloncesto estadounidense en semifinales y ante la URSS. Era la primera vez que esto ocurría ante el equipo soviético, que además acabó ganando el oro ante Yugoslavia.

Medallero

En el cómputo global de medallas, la Unión Soviética fue el país con mayor número de deportistas condecorados. En este caso fueron un total de 132 medallas las conseguidas por los deportistas soviéticos. Del total, 55 fueron oros, 31 platas y 46 bronces. Por su parte, Alemania Oriental acabó en el segundo lugar del medallero con un total de 102 medallas (37 oros, 35 platas y 30 bronces) seguiro de Estados Unidos en tercer lugar (36 oros, 31 platas y 27 bronces).

España en Seúl

Los Juegos Olímpicos de 1988 eran la décimo sexta participación de España en unas olimpiadas, a la cual acudieron 231 deportistas de múltiples disciplinas. La abanderada escogida para la ceremonia de inauguración fue la Infanta Cristina, que acudía a los Juegos como reserva del equipo de vela.

En cuanto a la actuación de nuestros deportistas en Seúl, cabe destacar la consecución de cuatro medallas, repartidas en un oro, una plata y dos bronces, lo que supuso la mejor actuación de la historia en unos Juegos no afectados por el boicot masivo, puesto que solo cuatro países no acudieron al país coreano.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque