Facebook Twitter Youtube
Por organizarlos y por el éxito deportivo fue la mejor edición española

Barcelona 1992: Los Juegos mágicos para España

Escrito por Javier Carbonero

Miércoles, 03 Agosto 2016 19:00
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Kiko y Ferrer celebran el gol que le dio el oro a España en fútbol.

Si hay unos Juegos Olímpicos mágicos para España eso son rotundamente los de Barcelona 1992. Por el éxito deportivo cosechado por la delegación española, nunca ha sumado tantas medallas, pero también por organizar por primera y única vez una cita olímpica. Días grabados en la historia de un país, que precisamente ese año también acogía la Exposición Universal de Sevilla.

La edición del 92 fue la del Dream Team de baloncesto con Michael Jordan y el elenco de estrellas de la NBA. Fue la de los oros, 13 en total para España, de Fermín Cacho o la selección de fútbol. La de los seis oros del gimnasta Vitaly Sherbo. La edición del Cobi y la espectacular ceremonia de inauguración, la del triunfo en el medallero del peculiar Equipo Unificado, la de los primeros Juegos sin boicot desde 1972, la de la vuelta de Sudáfrica y una sola Alemania, o la de la transformación de la ciudad de Barcelona.

Los Juegos Olímpicos habían sido un viejo anhelo de Barcelona, que lo intentó hasta tres veces sin éxito. A la cuarta fue la vencida. El empeño de José Antonio Samaranch y la colaboración de las distintas instituciones fue clave para que llegara la cita olímpica en 1992. El mismo año que Sevilla acogía la Exposición Universal y que, por lo tanto, colocaba a España en el primer plano mundial.

Con Sudáfrica, la Alemania unificada y sin boicots

En total 9.356 deportistas de 169 países participaron en esta edición. Se puede considerar que los de Barcelona fueron los primeros Juegos sin boicot desde 1972. Tras 32 años de ausencia, Sudáfrica volvía tras el fin del 'apartheid'. También, como novedad, volvía Cuba y Alemania lo hacía reunificada.

Los movimientos políticos del momento afectaron igualmente a la URSS y Yugoslavia. Los soviéticos acudieron a Barcelona 92 como el llamado Equipo Unificado. Los deportistas yugoslavos participaron a nivel individual bajo bandera olímpica, tras la guerra y la sanción de Naciones Unidas.

El original encendido del pebetero

El Estadio Olímpico de Montjuic vivió el 25 de julio una espectacular ceremonia de inauguración. Montserrat Caballé, José Carreras, Plácido Domingo y Alfredo Kraus cantaron en una cita con la completa actuación de La Fura dels Baus. Fue el momento previo al llamativo encendido del pebetero, que corrió a cargo del arquero paralímpico Antonio Rebollo.

Ese lanzamiento de la flecha, con suspense y algún truco, abría los Juegos Olímpicos de Barcelona. El rey Juan Carlos I decretaba su inicio desde el palco, mientras el entonces Príncipe Felipe desfilaba como abanderado del equipo español. La ceremonia de clausura llegaba el 9 de agosto y en ella Samaranch habló de los mejores Juegos de la historia.

El éxito español con 22 medallas

El éxito del deporte español en Barcelona 92 fue contundente. Tanto como que las 22 medallas conquistadas -13 de oro, 7 de plata y 2 de bronce- suponen la mayor cosecha de metales en todas las ediciones de los Juegos para la delegación española. Sexta en el medallero final, resulta más que significativo que hasta 1992 habían llegado cuatro oros para España en todos los Juegos, mientras que en esta ocasión fueron 13 de una tacada. Las ganas por ser anfitriones y el plan ADO tuvieron mucha culpa.

Oros memorables como el de Fermín Cacho en los 1.500 o el de Daniel Plaza en los 20 kilómetros marcha; o el de la selección española de fútbol con los Kiko, Alfonso, Guardiola, Luis Enrique, Ferrer y compañía, todos menores 23 años, y que vencieron en una mítica final a Polonia en el Nou Camp. Por equipos también fue campeona la selección femenina de hockey hierba y el equipo masculino de tiro con arco.

También fueron oro Almudena Muñoz y Miriam Blasco, en judo; Martín López-Zubero en los 200 metros espalda de natación; y José Manuel Moreno Periñán en ciclismo en pista, dentro de la prueba de 1 kilómetro contrarreloj. La vela sumó cuatro metales del máximo valor: José María Van der Ploeg, en clase Finn; Jordi Calafat y Francisco Sánchez Luna, en 470; Patricia Guerra y Theresa Zabell, también en 470; y Luis Doreste Blanco y Domingo José Manrique, en Flying Dutchman.

Las platas llegaron de las manos del equipo masculino de waterpolo; de Antonio Peñalver en la prueba de decatlón de atletismo; de Carolina Pascual en Gimnasia; de Natalia Vía-Dufresne en vela; y de Jordi Arrese en individual de tenis, así como el dobles femenino formado por Arancha Sánchez Vicario y Conchita Martínez. Arancha repitió con un bronce en el individual y el otro bronce fue para Javier García Chico, en el salto de pértiga.

El espectáculo del 'Dream Team'

Será difícil encontrar en la historia de los Juegos un equipo tan asombroso y dominador como el de baloncesto de Estados Unidos en 1992. Por primera vez en una cita olímpica podían participar los profesionales de la NBA y en Barcelona apareció un auténtico ramillete de estrellas. Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson, Charles Barkley, Karl Malone, Scottie Pippen, David Robinson, Clyde Drexler, o Patrick Ewing en el mismo equipo. Casi nada.

El 'Dream Team' barrió y creó espectáculo con sus acciones en cada uno de los partidos. Por su puesto conquistó el oro y el corazón de los aficionados. Fue tal su superioridad, que el equipo que más cerca estuvo en el marcador fue Croacia en la final, que perdió 'sólo' de 32 puntos (117-85).

El Equipo Unificado gana el medallero

Después de una lucha reñida, el Equipo Unificado se impuso en el medallero final con 112 metales, de los que 45 fueron de oro, 38 de plata y 29 de bronce. Estados Unidos fue segunda, con 108 en el global, divididos en 37 de oro, 33 de plata y 37 de bronce. Alemania, ya reunificada, acabó tercera en esta clasificación con 82 medallas.

Llamativo fue el sexto puesto de España, el mejor de su historia con 22 metales. Sólo China y Cuba, además de las tres primeras, quedaban por encima de la delegación española, que logró mejores resultados que potencias como Francia, Italia, Reino Unido, Japón o Australia.

Los seis oros de Vitaly Scherbo 

Uno de los grandes nombres propios de los Juegos fue el de Vitaly Scherbo. El gimnasta bielorruso, que participa bajo la bandera del Equipo Unificado, conquistó seis oros. Fue el mejor en anillas, salto, paralelas, caballo con arco e individual y también campeón por equipos. La gran protagonista femenina fue la nadadora Krisztina Egerszegi. La húngara sumó tres oros. Se impuso en las pruebas de 100 y 200 metros espalda y los 400 metros estilo.

 

Barcelona 92 también dejó para la historia otros nombres. El de la atleta argelina Hassiba Boulmerka, con su espectacular remontada en la final femenina de 1.500 metros, o el de Derartu Tulu, que fue la primera atleta negra de África en ganar una medalla olímpica. La etíope ganó en los 10.000 metros. Eso, sin olvidar al norteamericano Kevin Young, campeón en 400 vallas y primer hombre en bajar de los 47 segundos; o a su compatriota Gail Devers, oro en 100 metros tras recuperarse de una enfermedad que la mantuvo dos años en una silla de ruedas.

Dieciséis días duró el sueño olímpico de Barcelona 92, aunque el recuerdo permanece muy presente, especialmente para el deporte español. España daba el relevo a Atlanta 96 con el anhelo de intentar organizar nuevamente unos Juegos Olímpicos, algo que no ha conseguido por el momento pese a varios intentos.

Derartu Tulu

La etíope fue la primera atleta negra de África en ganar una medalla olímpica. De la mano de la sudafricana Elana Meyer.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque