Facebook Twitter Youtube
OLIMPISMO COE

La inquietud por el dinero y la vehemencia de Rubiales marcan la asamblea COE


Miércoles, 30 Mayo 2018 15:26

Natalia Arriaga

Madrid, 30 may .- La inquietud por los fondos económicos, tanto públicos como privados, que recibirá el deporte español en los próximos años y la breve pero vehemente intervención del nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, compartieron protagonismo en la asamblea general celebrada este miércoles en Madrid por el Comité Olímpico Español (COE).

Alejandro Blanco, presidente del organismo, obtuvo la unanimidad para la aprobación de todos los informes y de las cuentas, que en 2017 arrojaron un beneficio de 674.000 euros.

Obligado a atender otras obligaciones que le impedían asistir al grueso de la reunión, Luis Rubiales pidió la palabra nada más comenzar la asamblea para celebrar de forma muy sentida su incorporación a la familia olímpica española. Como nuevo presidente de fútbol, su adhesión era automática y hoy se hacía visible.

"Quiero expresar la enorme gratitud del fútbol por estar en el COE. Sé que esta asamblea, con tanta gente de tanta experiencia, me va a aportar muchísimo", afirmó.

Rubiales dijo que no conocía a "ningún dirigente deportivo nacional internacional a la altura de Alejandro Blanco" y subrayó que entraba en el COE "en calidad de deportista".

"Y como deportista no hay un lugar mejor para estar", añadió, trece días después de ser elegido presidente de su federación.

No fue la única incorporación a la asamblea olímpica, a la que también se unieron otros nuevos presidentes: Manuel Casado (motociclismo), Asunción Loriente (remo) y Antonio Ortiz (billar), y la exesquiadora Carolina Ruiz.

Pese a la presentación de unas cuentas con superávit en 2017, y una previsión de 1,9 millones de su presupuesto de 2018 destinado a las federaciones y sus deportistas y técnicos, Alejandro Blanco mostró ante los miembros del COE su preocupación por el dinero que se destina al deporte.

Respecto a la partida de fondos públicos, Blanco recordó que en 2016 fue la misma, traducida de pesetas a euros, que en 1986.

"Nadie puede entender cómo siguen saliendo resultados", dijo. "Y salen porque hay unos deportistas, unas federaciones y unos técnicos extraordinarios, que hacen una distribución de recursos que es un modelo", señaló.

El presidente animó a esas federaciones a "alzar la voz" para que sus intereses queden plasmados en la nueva Ley del Deporte que está en proceso de elaboración.

"Estamos en una situación política complicada y el deporte español no es ajeno a ello. Pero se sigue manteniendo fuerte y vivo", dijo Blanco a la asamblea.

"Tenemos que decir el modelo deportivo que queremos para hoy y para mañana. Si el éxito del deporte español está avalado internacionalmente, nuestra voz tiene que ser escuchada", añadió.

En su informe, Blanco destacó las 214 medallas ganadas en campeonatos mundiales y europeos en 2017 y subrayó que "el deporte es sin duda el gran embajador de España".

"Presumimos de deportistas y de entrenadores, pero presumamos también de dirigentes", dijo.

Respecto a los fondos privados y al Plan ADO de becas olímpicas para Tokio 2020, Blanco agradeció la aportación del Consejo Superior de Deportes (CSD) "para suplir el descenso de ingresos privados".

El tesorero Víctor Sánchez puso negro sobre blando esa merma de fondos: ADO 2020 se quedará en 22 millones de euros, frente a los 36 del ciclo 2013-2016 que concluyó en los Juegos de Río.

Aparte de "una pequeña variación a la baja de la aportación a ADO de Radiotelevisión Española (RTVE), que pagaba un millón por año y ahora pagará 862.000", el principal motivo del descenso de fondos es, indicó el tesorero, "el menor patrocinio".

"Hay menos patrocinadores y alguno que estaba en el primer nivel ha bajado al segundo", añadió.

El dinero procedente de las empresas patrocinadoras se reducirá a 18,6 millones, concretó.

Los tres socios de ADO son el COE, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y RTVE.

Víctor Sánchez explicó asimismo que el COE tendrá en 2018 un presupuesto de siete millones. Se reservaron 317.000 euros para los Juegos de Invierno que se celebraron en PyeongChang (Corea del Sur) en febrero. Hay 493.000 para los Juegos Mediterráneos de Tarragona de este mes de junio y 125.000 para los Juegos de la Juventud de Buenos Aires de octubre.

Sánchez, también director general de los Juegos de Tarragona, ofreció un resumen de los trabajos de preparación y aludió a un posible "exceso de ocupación" en cuatro jornadas de competición, que obligarían a buscar una "solución alternativa" para el alojamiento de las delegaciones.

"Si nuestros datos son reales", dijo, "del 25 al 28 de junio tenemos exceso de ocupación. No sabemos cómo vamos a llegar".

En caso, explicó Sánchez ante la asamblea del Comité Olímpico Español (COE), de que se produzca "una reducción lógica del 10 % en la cifra final de inscritos", aún estaría la organización "en peligro del 25 al 27".

"Si no hay más reducción, tenemos que buscar una solución alternativa", apunto.

Los Juegos prevén "un récord absoluto de inscritos", indicó Sánchez, atribuible al elevado número de participantes en los deportes de equipo.

Serán 13 selecciones masculinas y 9 femeninas en baloncesto 3x3, 13 y 10 en balonmano, 12 y 12 en voleibol, 8 y 6 en waterpolo y 9 en fútbol masculino.

La lista nominativa de inscritos se conocerá el 7 de junio.

España participará en todos los deportes del programa (todos olímpicos, menos petanca y esquí náutico) con 400 deportistas (223 hombres y 177 mujeres) y una delegación total de 609 personas. Serán 26 los países inscritos, informó Sánchez.

Estaba anunciada la presencia en la asamblea del alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, que finalmente no llegó a tiempo.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque